Gelee de Membrillo

Dice Santa Hildegarda:

“Su fruto es cálido y seco y, tiene un fino equilibrio. Cuando está maduro, no daña  ni al sano ni al enfermo aunque se coma crudo. Pero cocido y secado al horno ayuda al sano y al enfermo. El que tenga reumatismo que los coma, a menudo, cocidos o al horno y el membrillo eliminará tan radicalmente las sustancias venenosas que el reumatismo no se instalará ni en su sistema nervioso, ni en sus articulaciones y no las atacará ni las estropeará.” (PL 1220 B –C).

Disponibilidad: Disponible

HPOOP018

4,70 €

Añadir al carrito

Más

Santa Hildegarda de Bingen, comenta de los membrillos:

“El membrillero se parece a la Astucia… Si se come crudo, el membrillo dorado no daña ni a sanos ni a enfermos. Pero hervido o al horno, es muy benéfico para enfermos y sanos. La persona artrítica ha de comer a menudo esta fruta, hervida o al horno, y destruirá en él la sustancia del reuma, de modo que ni embotarán sus sentidos [esclerosis cerebral] ni se romperán sus miembros [artrosis deformante] ni dejarán a la persona imposibilitada y  el que secrete mucha saliva, que coma a menudo  membrillos,  cocidos o al horno y este fruto los seca interiormente y disminuye su saliva”. (PL 1220 C)

Dice el Dr. Strehlow:

Los membrillos son un remedio preventivo contra la arterioesclerosis y la esclerosis cerebral. Cocidos, al horno, secos o crudos o  en mermelada, untada en el pan, los membrillos  aseguran una eliminación radical de los depósitos tóxicos y de las sustancias que debilitan, como se verá  cuando hablemos de reumatismo.

Ficha técnica

  • Peso - 340g

18 otros productos de la misma categoría:

Los clientes que compraron este producto también han comprado...