Tomatís, una experiencia para compartir

Tomatís, una experiencia para compartir

Este libro que he escrito fruto de mi experiencia profesional, antes de conocer a Santa Hildegarda, aparentemente no está relacionado con Santa Hildegarda de Bingen. Pero si atendemos a lo profundo, lo que escapa a una mirada superficial, sí que hay un lazo de unión.

Disponibilidad: Disponible

HJALI014

15,00 €

Añadir al carrito

Más

Alfred Ange Tomatís (Niza 1920 - Carcasona 2001) fue un médico otorrino francés, originario de una familia de raíz italiana, que dedicó toda su vida a estudiar el oído y que, en el último tercio de su existencia, tuvo una conversión que influyó en su forma de ser y de ver la vida. El concepto que resumiría toda una vida dedicada a la investigación, y a ayudar a los demás, se puede expresar así: “Escuchar es distinto que oír”.

Podemos decir que su obra científica y su vida giraron en torno a la palabra de vida que Dios dio a su pueblo “Shemá Israel”  –Escucha Israel–. Él lo expresó así, al final de toda una vida dedicada a la investigación y a la práctica clínica: “El hombre es una antena a la escucha del Logos”.

Santa Hildegarda ochocientos años antes lo expresó así: “Toda la armonía celestial es un espejo de la divinidad y el ser humano un espejo de las maravillas de Dios. Todo el cosmos está armónicamente afinado”.

Tomatís y Santa Hildegarda convergen en afirmar que la vida del ser humano tiene un sentido. Hay algo superior a cada persona que, de forma discreta, subyace y permite entender el sentido del universo y de la propia vida.

Saber, y poder escuchar, no siempre está al alcance de todos y en este libro se explica qué es y como se aplica la Pedagogía de la Escucha del Dr. Tomatís.

Hace 20 años que apareció en mi vida la obra de Tomatís y hace3 que Santa Hildegarda, de diferentes maneras, está presente y me acompaña.

Ofrecemos este libro fruto de la colaboración de dos amigos que hemos aplicado y experimentado la reeducación de la escucha Tomatís y estamos conociendo y experimentando las maravillas que Santa Hildegarda nos legó. Ambos autores ven la salud del ser humano como una globalidad y conceden mucha importancia al papel que juega el oído para lograrlo. Santa Hildegarda llega a decir que el oído es el centro de salud del ser humano. Alfred Tomatís,  con un lenguaje más científico (mas de nuestro tiempo), considera que el oído es el inductor del desarrollo y la evolución de cada persona desde el momento de su concepción hasta alcanzar el estadio de desarrollo humano capaz de escuchar a su Creador.

Es un libro práctico que esperamos sea de amena lectura.

Juan Antonio Timor

24 otros productos de la misma categoría:

Los clientes que compraron este producto también han comprado...