Virita Bálsamo de Violetas

Virita Bálsamo de Violetas

Santa Hildegarda:

“Tome violetas, sáqueles el jugo y cuélelo. Añadir aceite de oliva en un tercio del peso del jugo de las violetas y luego grasa de cabra con el mismo peso que el jugo de las violetas. Hervir a fuego lento estos tres ingredientes en un recipiente nuevo hasta que resulte un ungüento”. (CC 204, 25)

"Untar todos las partes del cuerpo, pero sobre todo donde el cáncer y otros virus [vermes] están devorando a la persona. Los virus morirán al comerse el ungüento. Si alguien es aquejado de dolores de cabeza, se habrá de frotar el ungüento en la frente”. (CC 204, 25)

Disponibilidad: Disponible

HVIAC005

28,50 €

Añadir al carrito

Más

Ideal para:

  • Las zonas sensibles y secas de la piel. Especialmente indicado para el cuidado de los senos así como para el área de los ojos, labios, escote, y para las zonas íntimas en aplicación externa.
  • Con el bálsamo de violetas, rosa, geranio y con una base de manteca de karité, conseguimos una piel suave y bella.
  • La rosa es el culmen de la belleza y la armonía, su perfume alegra el alma. El aceite esencial de salvia conforta el corazón.

Modo de empleo:

Tomar un poco de bálsamo  en la palma de la mano  para fluidificarlo y aplicarlo en la zona correspondiente, con un ligero  masaje. Si es necesario, varias veces al día. 

Composición:
Manteca de karité, extracto de salvia en  aceite de girasol, viola odorata, extracto de espelta.
Parfum: aceites esenciales de rosa y geranio, de cultivo biológico.

La experiencia clínica del Dr. Strehlow ha demostrado que la acción antiinflamatoria de las violetas sobre la piel es comparable a la de la cortisona.

Para Santa Hildegarda las violetas ocupan el primer lugar entre los remedios para curar las heridas y son la clave para la prevención y el tratamiento de los problemas de la piel.

El extracto de violeta, según Santa Hildegarda, “elimina” todo lo dañino y termina, gracias a la eficacia de sus componentes, con las reacciones inflamatorias en cadena. Sus aceites esenciales fortalecen las capas protectoras más externas de la piel y ayudan a los propios corpúsculos del sistema inmunitario en la protección frente a los microorganismos y a las influencias agresivas del medio ambiente.

El Dr. Strehlow en su libro "Hautkrankheiten" siguiendo las indicaciones de Santa Hildegarda recomienda su uso en caso de dermatitis atópica, quistes, nódulos, alergia, picazón, arrugas, verrugas y para la  protección contra el cáncer de piel, herpes de labios y herpes genital, alergias cutáneas, eccema, cándidas, influencias nocivas del medio ambiente.

Ficha técnica

  • Volumen - 50ml

30 otros productos de la misma categoría:

Los clientes que compraron este producto también han comprado...