Virita Aceite de flores de Azahar

Virita Aceite de flores de Azahar

Aceite para masaje indicado para piel, músculos y articulaciones después de realizar esfuerzos, senderismo u otros. Este aceite regenera, nutre y protege las pieles secas, rugosas y sensibles.

Este aceite corporal nutre y es muy relajante gracias a su base de aceite de girasol orgánico y por contener un alto porcentaje de vitamina C. La piel se vuelve más elástica, las arrugas desaparecen, y gracias a las vitaminas F y P se eliminan los radicales libres de oxígeno relacionados con el estrés protegiendo así la piel contra el envejecimiento prematuro y el cáncer.

Disponibilidad: Disponible

HVIAC012

30,90 €

Añadir al carrito

Más

Ideal para:

  • Pieles secas, sensibles, arrugadas, sobre la piel estresada
  • Llenar los huecos vacíos en las glándulas sebosas, anti-envejecimiento
  • Para protegerse contra las influencias del medio ambiente, el viento y el frío
  • Para el masaje del suelo pélvico durante el embarazo, la prevención de las estrías y el desgarro perineal
  • Para el masaje, en pies y piernas
  • Para el cuidado de las venas y la eliminación de las arañas capilares
  • Para relajarse y sentirse bien
  • Para eliminar los calambres musculares, y dolores en tendones, ligamentos y en las articulaciones

Modo de empleo:

Por la noche dar un ligero masaje corporal con suavidad para calmar la piel estresada.

Antes de la ducha, masaje de aceite de azahar.

Composición:

Manzanilla romana y aceite de girasol, extracto de espelta, aceite esencial de de caléndula. Parfum: aceites esenciales de azahar certificados de cultivo biológico o procedente de plantas silvestres.

De la fitoterapia científica:

El extracto de flores de azahar o neroli debe su nombre a la aristócrata francesa, Anna María, princesa de Neroli, y es muy caro y tiene un aroma muy refrescante que armoniza y es antimelancólico. Protege la piel contra las bacterias patógenas, virus y hongos.

La manzanilla romana por su enorme contenido de mucílago es muy útil para las quemaduras solares, cicatrización de heridas y erupciones en la piel, gracias a sus propiedades calmantes, cicatrizantes y antiinflamatorias. Tiene además propiedades antibacterianas y antivirales. Los aceites esenciales de manzanilla romana estimulan la curación de las heridas y fortalecen el sistema inmunológico de la piel. Los bioflavonoides protegen la piel no sólo contra el estrés oxidativo y los rayos UV del sol, sino también contra el daño tisular causado por el sol, el estrés y el daño ambiental.

Las flores de caléndula son muy útiles, debido a su actividad anti-microbiana y antifúngica, para el tratamiento de heridas de difícil curación y las infecciones de la piel por hongos. Debido a sus propiedades antiinflamatorias la Caléndula es útil en el tratamiento de la inflamación de la piel, úlceras y ganglios linfáticos inflamados. 

El aceite de girasol de la Provenza, con su alto contenido de vitamina E, es un excelente captador de radicales libres de oxígeno que son cancerígenos y tienen mucho que ver con el estrés.

Ficha técnica

  • Volumen - 125ml

30 otros productos de la misma categoría:

Los clientes que compraron este producto también han comprado...