Virita Polvos exfoliantes de Iris

Virita Polvos exfoliantes de Iris

Santa Hildegarda escribe:

"...Todo el poder reside en la raíz del iris y su poder curativo sube hasta las hojas. Quién tenga en la cara una piel dura, o granos o un mal color de cara, que lave su cara con este ungüento y conseguirá una piel agradable y un cutis bello.

Disponibilidad: Disponible

HVIAC008

33,10 €

Añadir al carrito

Más

La capa visible de la piel se compone de células muertas, que constantemente se desprenden y se renuevan. Mezclando este polvo con aceite de flor de azahar obtenemos una especie de pasta líquida exfoliante con la que podemos activar ese proceso natural, y obtener así una regeneración visible e inmediata y un rejuvenecimiento de la piel. La limpieza profunda con polvo de raíz de iris activa las funciones propias del metabolismo de la piel. Con el Peeling eliminamos rápidamente las células muertas de la piel, de manera que la piel se regenera con células nuevas.

Con este polvo de raíz de iris (lirio) podemos apoyar este proceso de una manera natural, de modo que se produce una regeneración inmediata y visible que permite observar el rejuvenecimiento de la piel. Leucomas, y pequeñas verrugas desaparecen como si se tratase de una cirugía sin bisturí.

Con la pasta (o papilla) de aceite de azahar y polvo de raíz de iris se pueden hacer casi milagros como eliminar la caspa después de llevar una extremidad enyesada, o eliminar las verrugas o las manchas superficiales benignas de la piel que desaparecen sin dejar ninguna cicatriz. Para ello, antes de la ducha, se da un suave masaje en forma de espiral en la zona de la piel correspondiente, al menos durante cuatro semanas.

Ideal para:

  • Una limpieza profunda es casos de piel áspera, grasienta, escamosa, con imperfecciones, con poros obstruidos, manchas de edad, verrugas, carcinomas benignos de células basales, cicatrices debidas al acné y puntos negros
  • La eliminación de las células muertas de la piel y “piel con escamas”, que se forman después de varias semanas llevando un yeso
  • Una tez fresca y radiante, sedosa, suave
  • Para la limpieza de los dientes como alternativa a las pastas con flúor

Debido a su contenido en Vitamina P, el iris reconstruye los vasos sanguíneos frágiles y combate las arañas vasculares (microvarices)

El flúor de la pasta de dientes se combina para formar fluoruro de calcio, lo que tapona no sólo los vasos linfáticos y el tejido conectivo, sino también enturbia los tejidos conectivos del ojo y puede producir cataratas. En la glándula tiroides, el anión flúor sustituye el yodo de las hormonas de la glándula tiroides (triyodotironina y tetrayodotironina –tiroxina-) produciendo nódulos calientes o fríos en el tiroides. En la medicina según Santa Hildegarda se recomienda cepillarse los dientes alternando el polvo de raíz de lirio y el vino de cenizas de vid y también cepillarse los dientes con agua fría por las mañanas nada más levantarse para fortalecer las encías y los dientes.

Modo de Uso:

Para eliminar la caspa, las verrugas y las manchas de la piel, el polvo se mezcla con aceite de azahar hasta formar una pasta y se aplica con un ligero masaje circular (en espiral) en la zona de la piel correspondiente y se deja actuar 3 minutos antes de la ducha. Repetir cada mañana antes de ducharse, al menos dos semanas.El resultado es una piel renovada. El polvo de raíz de Iris es útil también para el cuidado de los pies y elimina rápida y suavemente durezas, callos y verrugas. Elimina los hongos de los pies (pie de atleta) sin darles ninguna oportunidad. Para el cuidado dental se embadurna el cepillo de dientes (previamente mojado con agua) con un poco de polvo de iris y se cepillan los dientes frotando desde las encías hacia los dientes.

Composición:

Polvo de raíz de Iris florentina

De la fitoterapia científica:

En la medicina popular, la raíz del iris se utiliza como remedio para la dentición de los niños pequeños. Cuando se muerde produce un mucilago refrescante y calmante que descongestiona las vías altas de mucosidades. 

El Iris (lirio) tiene un efecto anti-inflamatorio y cicatrizante en todas las erupciones cutáneas, debido a sus aceites esenciales. El aceite esencial de Iris activa la cicatrización y cura incluso las lesiones antiguas de la piel. El polvo de raíz de lirio asegura una curación suave, sin formar cicatrices y proporciona una piel sana. Actuando como antioxidante, la raíz del iris elimina los radicales de oxígeno relacionados con el estrés y actúa contra el envejecimiento prematuro de la piel. Por su contenido en vitamina P (vitamina de la permeabilidad) el iris repara los vasos sanguíneos frágiles y las arañas vasculares.

Ficha técnica

  • Volumen - 50ml

30 otros productos de la misma categoría:

Los clientes que compraron este producto también han comprado...