Categorías: Remedio

Indicaciones:

Antiinflamatorio y regenerador del conjunto de las mucosas gástricas e intestinales, elimina los dolores y las inflamaciones del esófago y del estómago, en caso de colitis, enfermedad de Crohn, colon irritable, intestino poroso e inflamado, e incluso para hemorroides sangrantes, evita también las inflamaciones y los dolores en los huesos: artritis, poliartritis, artrosis, el tejido conjuntivo, cistitis y  dolores articulares para un crecimiento óptimo de las uñas y del cabello.

Composición:

Un pie de ternera cortado a rodajas por el carnicero, 3l de agua, media taza de vinagre, 2-3 zanahorias, ¼ de  bulbo de apio, unas briznas de perejil, 1 bulbo de hinojo, una cebolla gorda con la piel ( mechada con laurel y clavo) tres dientes de ajo, sal  pelitre , galanga, hisopo y  nuez moscada al gusto y también mezcla de polvos  de fenogreco.

Preparación:

Echar en agua hirviendo (tres minutos) los pies de ternera cortados  para blanquearlos y después tirar  esa agua, antes de poner los litros de agua indicados para la cocción definitiva, porque así lograremos un caldo más limpio.

Después añadir la sal  y poner a hervir. Lavar y cortar las verduras a trocitos y añadirlas, dejando hervir al menos 3 horas ( se podría llegar hasta 9 o 12 horas). Se debe ir quitando la espuma regularmente. Terminada la cocción, se cuela  y se guarda, solo el caldo, en una olla. Una vez frío se quita la grasa de la superficie. El caldo adquiere una consistencia gelatinosa al enfriarse. Luego, una vez desengrasado se vuelve a calentar y se congela en recipientes más pequeños.  Para el uso semanal un vasito de yogur es suficiente y  se conserva en la nevera. En el congelador se guarda varios meses. Se puede tomar solo como caldo (consomé) antes de las comidas o usarlo para hacer sopa con sémola, copos  o pasta de espelta. Antes de comer se le añaden unas hojas de perejil fresco  y un poco de ajete.

Consejos de uso:

Para hacer una cura se toman durante varias semanas de 150ml a 200ml diarios. Se puede  también servir como una sopa de verduras con copos, con sémola o pasta de espelta.

 

 

Todas las recomendaciones y consejos que encontrará usted en esta página web se basan en los escritos de las visiones de la mística alemana del siglo XII  Santa Hildegarda de Bingen, Doctora de la Iglesia católica,  y en las interpretaciones y  opiniones de los médicos anteriormente citados que, en su práctica médica, han seguido las indicaciones y consejos de la santa desde hace ya muchos decenios  y han comprobado  la eficacia de sus afirmaciones.

Estos doctores han interpretado, lo más fielmente posible, los textos originales que fueron  escritos en latín eclesiástico de la  Alemania  del siglo XII. Como hemos dicho, los consejos y remedios contenidos en Casa Santa Hildegarda no cuestionan de ningún modo la necesidad de acudir, cuando sea necesario, a  la consulta de un médico u otro profesional titulado de la salud, a los que corresponde examinar cada caso particular para  realizar un diagnóstico y aconsejar  el tratamiento conveniente.

« Volver al índice