Aloe en polvo

Santa Hildegarda dice:

“Quién padezca de ictericia, que  ponga aloe en agua fría, y por la mañana así cuando se vaya a acostar, que beba eso y haga eso 4 ó 5 veces y se curará.” (PL 1196 C)

Disponibilidad: Disponible

HJAHE030

7,60 €

Añadir al carrito

Más

El Dr. Strehlow explica:

Agua de aloe

Receta:

  • 3 ó 4 saquitos de 0,5 gr de polvo grueso de semillas de aloe
  • un vaso de agua.

Se vierte el contenido de un sobrecito de aloe (0,5 g) por la noche en un vaso de agua, y se vierte otra vez agua fría por encima hasta llenar el vaso completamente. Después se deja reposar por la noche y al día siguiente se

toma con delicadeza el agua de arriba intentando no remover el poso.

Aplicación:

Los enfermos tienen que beber esta agua, una mitad por la mañana y otra por la noche. No hay que beber necesariamente todo el agua, pero cuanto más se bebe es mejor. Esta agua de aloe tiene un aspecto ligeramente amarillo-verdoso, un gusto amargo y se bebe a  pequeños sorbos. Al día siguiente por la noche, se vierte de la misma manera otro saquito con el polvo de aloe en agua y se deja reposar toda la noche. Hay que repetir esta operación 3 ó 4 veces. Y al cabo la tez amarilla de la cara se atenuará, el picor cutáneo desaparecerá  y volverá  el apetito. No hay que temer  ninguna  reacción contraria utilizando este remedio.

Atención:

En casos de utilización prolongada, el aloe provoca una pérdida de sales minerales, particularmente en calcio, pudiendo alterar el ritmo cardiaco. Por eso los productos con aloe no deben ser tomados durante más de 4 a 6 semanas consecutivas. El aloe no debe ser tampoco administrado en los casos de oclusión intestinal ni en caso de embarazo, ni cuando se tengan cálculos biliares, cáncer de hígado o en casos análogos que produzcan  ictericia.

Ficha técnica

  • Peso - 50g

30 otros productos de la misma categoría:

Los clientes que compraron este producto también han comprado...