Zaragatona negra (100g)

Zaragatona negra (100g)

Santa Hildegarda dice:
“La zaragatona es de naturaleza fría, pero, a pesar de este frío, tiene una moderación agradable. Si alguien la cuece en vino y bebe este vino caliente, contendrá las fiebres fuertes. Hace feliz a quien tenga la mente agobiada, debido a su dulce moderación. Fortalece el cerebro por su frialdad así como por su moderación, y le ayuda a restaurar la salud. Quien tenga fiebres en su estómago debe cocer la zaragatona en vino, y ponga la zaragatona en un paño encima de su estómago y manténgalo allí mientras esté caliente. Expulsará las fiebres lejos de su estómago.”

Disponibilidad: Disponible

HPLHE044

4,10 €

Añadir al carrito

Más

Indicaciones:
Según el Dr. Strehlow, en su libro "Der Hildegard Kompass", estas semillas son útiles para:

- La regulación intestinal en casos de estreñimiento crónico.

- La limpieza natural del intestino de materias putrefactas o enmohecidas (los productos de desecho cancerígenos del metabolismo como escatol, indol, fenol, por ejemplo) producidas después de comer platos muy ricos en carne.

- Para bajar el índice alto de colesterol y de azúcar en sangre.

- Para la disminución de las piedras en la vesícula.

- En casos de hemorroides (también durante el embarazo) y fisuras anales.

- Para después de operaciones en la zona rectal. - En caso de inflamación intestinal (intestino poroso o permeable, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa y colon irritable.

Modo de uso:
Según el Dr. Strehlow, en su libro "Der Hildegard Kompass":
- Para situaciones leves se pueden tomar directamente las semillas de Zaragatona. Se toman directamente 5g de semillas de Zaragatona (una cucharadita de café) mezcladas con líquido, compota de manzana o yogurt y beber después medio vaso de agua. En caso de necesidad repetir la toma de 5g de semillas de Zaragatona 3 veces al día.

- Para los casos con mayor sensibilidad de las mucosas, conviene hacer vino de Zaragatona y tomar tres veces al día un vasito (20ml) antes de comer durante cuatro semanas. Después de la mejoría se puede pasar a tomar directamente las semillas. El vino de Zaragatona es más suave que la Zaragatona pura. Se cuecen tres cucharadas soperas de Zaragatona en 1l de vino a fuego vivo durante tres minutos se cuela enseguida y se guarda en una botella a temperatura ambiente. Nota: Para las personas hipersensibles al alcohol y para los niños pequeños, en lugar de vino, se cuecen las semillas en un litro de agua y se procede igual que con el vino, pero se guarda en la nevera.

Ingredientes:
Semillas de zaragatona (100%)

Ficha técnica

  • Peso - 100g

30 otros productos de la misma categoría:

Los clientes que compraron este producto también han comprado...